Decorado con estilos navideños, el Centro Cultural Agustín Ross, de la comuna de Pichilemu, recibió ayer a decenas de turistas. La ornamentación fue iniciativa de la vecina de Catrianca, Juanita Latín, y contó con la colaboración de Ronald Pino Paredes y Manuel Miranda.

Además, se realizó a las 20 horas la inauguración de la exposición “La sal. Herencia de un oficio”, del fotógrafo nacional José Luis Rissetti, como parte de su proyecto FONDART “Herencia de un oficio. Vida y entorno familiar de los salineros de Cáhuil”. La muestra permanecerá abierta al público hasta el 4 de enero del 2015.

El alcalde Roberto Córdova Carreño calificó como “hermosa” la exposición de Rissetti, agregando que se grafica “el inigualable trabajo” de los salineros de Barrancas y La Villa.

Share This