La obra de Hugo Marín tiene un estrecho contacto con formas artísticas de otras culturas. Formado dentro de la pintura y la escultura, sus investigaciones en torno al arte han considerado desde las culturas precolombinas -como la aymará, mapuche o maya-, hasta la tibetana y la africana. Su interés ha sido intentar imaginar los orígenes del hombre y sus relaciones con lo sagrado a través de los cultos de estas sociedades en torno a las manifestaciones de la naturaleza. Influenciado por ciertos artistas y escritores como Alejandro Jodorowsky, otra de las fuentes de sus trabajos son sus experiencias ganadas a través de diversos viajes por el mundo.

Marín establece con sus obras un puente entre el pasado y el presente a través de la sincronización de distintos tiempos. Para él, la energía creadora del arte permite la captación mágica del equilibrio del mundo y de la sabiduría de los pueblos originarios. En la elaboración de sus trabajos ha utilizado materiales con reminiscencias al mundo natural como adobe, greda y cuero con paja, plumas, calabazas, fibras vegetales, polvo de ladrillo y tierra de color.

IMG_6828

Share This